jump to navigation

El cielo que explota agosto 12, 2009

Posted by rickroquea in General.
1 comment so far
Hace mucho tiempo que no se escribe nada en este blog y antes de que sea cerrado, me he decidido a entregarle un último aporte.
Gracias a todos los que me leyeron y siguieron la historia que aquí se desarrolló, si hay movimiento nuevamente y soy invitado, con gusto regresaré. Mientras tanto:

El Cielo que explota.

Caminando por la calle obscura, fría, Andres busca con la mirada algo nuevo, como quien busca dinero que ha perdido. Andres sabe que esa calle que ha recorrido miles de veces no tiene nada nuevo, los mismos ladrillos en las paredes, el mismo árbol deshojado en la esquina, ése zaguán oxidado que está dejando caer su color azulado, el mismo edificio gris, todo es tan igual.

Esta noche, algo cambia, Andres se ha encontrado con algo novedoso, un cachorro.

El cachorro se encuentra a mitad de la calle, recostado, al parecer dormido, innerte.

Andres se ha acercado, lenta, sigilosamente.

Con las rodillas flexionadas, la cabeza metida entre los hombros, como alguien que se acerca a algo desconocido Andres llega con el cachorro, se inclina y con las manos en las rodillas mira fíjamente al animal, los ojos de Andres analizan, su mano temblorosa se acerca a la cabeza del animal, las nubes se han detenido y la luz de la luna los ilumina sólo a ellos.

¡Andres! ¿Qué haces en la calle tan noche niño? ¿Qué tu madre no te ha dicho que estas horas son para dormir?

Andres toca al cachorro que hace un leve movimiento con su cuerpo. Andres lo voltea para verle la cara, el pobre animal no se despierta. Andres lo toma entre sus brazos con uno de ellos lo sostiene, con el otro acaricia su rostro y cuello instintivamente, cree recordar que su madre hacía eso.

El cachorro siente el cuerpo cálido del niño, se acomoda, en enrosca, se deja querer.

Andres piensa que llevarlo a casa no es una opción, si tan sólo tuviera más tiempo. El cachorro sólo emite pequeños sonidos.

¡Ay Andres! ¿Qué andas haciendo?

Andres se ha quedado en esa calle, la luz de luna lo persigue.

El cachorro emite un ladrido, apenas audible, Andres se emociona, le llamará “chocho”.  “Canta chocho” le dice Andres.

Chocho abre sus ojos, comprende lo que Andres le dice, comienza a aullar, aulla levemente, Andres sonríe, Chocho aulla con más fuerza, Andres cierra los ojos y mira al cielo, su vista comienza a nublarse, pero su sonrisa es más grande.

Chocho aulla con todas sus fuerzas y Andres grita.

Silencio.

Las nubes han ocultado la luz de la luna.

FIN

Nos leemos luego.

Me pueden seguir acá: Twitter.com/Rick_roquea

Rick

Conocerte 5ª Parte octubre 29, 2008

Posted by rickroquea in General.
Tags:
8 comments

Mientras él intentaba dormir un poco en el avión con rumbo a la playa Liz seguía desesperada, amordazada y al parecer sin una opción de escape, esta vez, Erik la amarró directamente en uno de los barrotes de las ventanas, y por más que lo intentó no pudo zafarse, además debido a la altura la soga le estaba quemando las muñecas y cada movimiento la lastimaba más.

Él bajaba de un taxi llegando a la dirección que había obtenido, al momento de dar varios pasos viendo que todas las casas se veían iguales, viejas, derruidas, deshabitadas, dió varias vueltas sobre su propio eje viendo todo a su alrededor, sólo veía la misma casa blanca con ventanas tapiadas una y otra vez girando a su alrededor, viéndola acercarse cada vez más, mareándolo, dejándolo extenuado, alterándolo al grado de tener que doblarse del vértigo y tirarse al piso soltando la lágrima de desesperación, cuando la voz de ella gritando desde el interior de la misma casa, se incorporó inmediatamente y corrió hacia la voz, la casa se alejaba más y más a cada paso que daba, comenzó a correr, llegó a la puerta, la abrió y encontró nada, una nube de polvo que se levantó  para obstaculizarle la poca visión, le gritó a Liz, para que le indicara dónde la podía encontrar, pero sólo recibía su eco de vuela, recorrió, toda la casa encontrando habitaciones vacías y la voz de Liz cada vez más lejana, revisó una a una las habitaciones repasando el laberinto sin fin que se le presentaba, pasando una y otra vez por la ventana frontal, la puerta, las habitaciones continuamente, subió escaleras, bajó, encontró una puerta que no había visto antes, en las escaleras, una puerta que le pareció conducía a algún sótano, tomó aire, alzó la mirada y abrió, la poca luz solo le permitió ver los primeros escalones, los cuales bajó cautelosamente, en seguida resbaló con algo líquido, trató de sostenerse del barandal de madera, pero también había líquido en él, levantó la mano y se miró mientras caía, el halo de luz que se filtraba por la puerta le permitió ver el color del líquido, era un rojo intenso, un color carmesí que llenó su mano, cayó, lentamente, mientras su pensamiento se disipaba, se perdía, y caía hacia el vacío, sin detenerse.

Erik salió de la habitación dónde encerró a Liz, fue hacia una estancia grande, acogedora, en los sillones le esperaban sentados dos tipos, uno de ellos, moreno, con barba de candado, lentes oscuros, traje azul oscuro de marca,  cabello negro peinado hacia atrás, zapatos lustrosos, impecables y un acento norteño levemente marcado. El otro contrastaba por mucho con la pulcritud del primero, corte a rape, un tatuaje en la espalda que asomaba levemente por el cuello de la camiseta, un anillo de oro en su pulgar derecho, lentes oscuros sobre la frente, malencarado, jeans descosidos, zapatos tennis de marca sucios, y apenas hablaba, sus respuestas en su platica parecían monosílabos que salían con tal fuerza que parecía que al hablar soltara puñetazos. Erik se dirigió hacia el tipo con traje, que con aire altanero le miraba. ¿Te ha dado problemas esa mujer verdad? le preguntó, Erik nervioso pero tratando de no demostrarlo contestó negativamente, incluyendo que ella se comportaba muy tranquilamente.

El otro tipo se levantó de su asiento, Erik lo miró  caminar y sintió su estómago revolver, sabía muy bien que era  de carácter explosivo, se dirigió hacia una de las ventanas y miró fuera de la casa.

Contemplativo ese hombre de aspecto rudo observaba lo que sucedía en la calle, una calle casi vacía, casas pequeñas, muy pocos transeúntes y prácticamente no hay carros circulando por el vecindario.

La suave voz de la aeromoza le ha despertado, exaltado se da cuenta que fue un sueño, se limpia el sudor que recorre su frente, han llegado y se dispone a bajar del avión, en el aereopuerto, justo en la salida, lo han detenido, dos hombres con trajes negros, le han metido en un Dodge Avenger del año color negro  con vidrios polarizados, se siente frustrado, acosado, asombrado y temeroso, le dicen que son los agentes López y Gutierrez enviados para encargarse del asunto, pues podría tratarse de un asunto de mafia, motivo por el cual no pueden exponerlo.

Los mira incrédulo, él quiere ir, él quiere ser quien rescate a Liz, quiere ser él a quien ella vea para sentirse segura. Les comenta que el puede hacerlo, que quiere entrar y ellos podrían ser su cobertura, ellos se niegan rotundamente. Han viajado mientras conversan, en el bulevard han visto un accidente una van color guinda se ha orillado y detenido en seco, mientras otro auto ha salido del camino y el conductor parece lastimado y desubicado, llegando al sitio deciden detenerse dos calles antes y le han dejado en el carro, encerrado.

Él observa todo desde el cristal, pero se siente muy nervioso, los mira entrar a la casa con los ojos completamente abiertos, su corazón palpita como loco. No escucha nada, ya perdió contacto visual, se oyen un par de disparos, los agentes salen de la casa dando tumbos, parecen heridos, salen juntos uno viene abrazado al otro, a escasos metros de la entrada una ráfaga los derriba, dos disparos de nuevo, caen ambos y quedan tendidos en el pavimento, un leve charco de sangre se comienza a crear debajo de ellos. Él que observa todo está sorprendido, anonadado, se ha tapado la boca con motivo de evitar que un grito salga de ella, está aterrado. Han salido de la casa dos hombres, uno con camiseta blanca y lentes oscuros, el otro con ropa más casual, recogen los cuerpos y los suben a un auto que se encontraba estacionado a un lado de la casa, entran de nuevo a la casa y después de casi media hora salen de nuevo, suben al auto y se pierden en el horizonte, no ve salir a nadie más, supone que Liz se encuentra adentro aún, sin embargo no está seguro si estará sola.

Camina decidido sobre la calle, llega a la puerta de esa casa y toca, no sabe cual es el plan, no tiene idea, le abre un tipo bien vestido, él empuña el arma que encontró en la guantera del auto antes de salir de él, lo mira a los ojos y lo hace entrar de nuevo en la casa, sin quitarle la vista de encima grita el nombre de Liz, ella esta en la misma habitación derrumbada, sin fuerzas y con las muñecas quemadas por la soga, escucha su nombre, el cabello mojado por el sudor le escurre sobre la cara, levanta el rostro levemente, en sus ojos se muestra un poco de esperanza, pero no puede gritar, la garganta se le ha resecado, él sigue gritando su nombre, mientras con el arma en la nuca del verdugo camina recorriendo la casa, de pronto el grito que parece más gemido de Liz lo saca de concentración lo que el tipo del traje aprovecha y en un rápido giro le arrebata el arma, se oye un disparo, Liz se estremece sobremanera, ha escuchado la voz de él buscándola, y luego un disparo, ahora se siente desconosolada, piensa en que es un error, piensa que no puede ser, se quiere hacer a la idea de que no fue él, que alucinó su voz, que ese disparo fue uno más de los que se escucharon anteriormente, cierra los ojos y deja de pensar.

La puerta se abre estrepitósamente, ella se siente morir, cierra los ojos fuertemente, oye los pasos acercándose, siente la presencia de alguien cerca, su respiración se agita, ¿te haz dado cuenta de todo lo que nos has hecho pasar pendeja? le pregunta, ella levanta la cara nunca antes lo había visto, pero le causó un terror incomprensible cuando le miró empuñando la pistola frente a ella, quizo gritar, pero su garganta no respondió al impulso, se quedó muda, volvió a cerrar los ojos temiendo lo peor.–No puedo creer que hayas sido tan difícil y al final tenga que deshacerme de ti porque eres muy problemática, creo que nos habrías hecho ganar mucho dinero, pero estamos perdiendo más contigo aquí, así que despídete maldita. Son las últimas palabras que su captor le dice, instantes después, un disparo, que resuena en toda la casa.

En la puerta él, sangrando, con una mano sobre su estómago, ella siente su corazón detenerse por un instante, el frío de la muerte le recorrió la espalda, abre los ojos y mira su silueta en la puerta, ¡es él!  ¡Llegó por ella!

FIN.

RickOnAelR

Una historia termina. septiembre 25, 2008

Posted by kazuyanavy in General.
1 comment so far

Hoy tuve la oportunidad de platicar contigo, quizas por casualidad, quizas por destino, despues de tanto tiempo q aun sabiendo q nuestros caminos ya no estaban unidos.

Me di cuenta q la chava por la cual tanto soñaba, en la q tanto pensaba, habia muerto, no se quien eras tu, tienes el mismo nombre, la misma aparicencia fisica, pero para nada eras aquella niña q deje hace 3 años, asi q tome la decision de enterrarte, de tenerte como un “bonito recuerdo”, por q esa niña de mis ayeres ya no esta.. ya no existe, aun asi, es momento de pensar en otras cosas, de ya no seguir martirizandome si habia tomado la decision correcta.

Sabes algo??? Me alegro de haber seguido el camino q me llevo hasta aca, me alegra de haber hecho muchas cosas q contigo hubieran sido imposibles, es el momento de, si no de borrarte, por lo menos pensar en otras cosas en mi vida, de no seguir atado a un sentimiento q solo viene de un lado, por q del otro, solo hay un alma fria q desconozco por completo.

Es el momento de cambiar mis pensamientos, de ver el futuro, por lo menos para mi solo, de q ya no necesito q tu estes ahi. Hoy haz muerto en mi cabeza. Hoy es el dia de cambiar… el mundo me espera y no puedo quedarme con tu dolor.

“Y en ese justo momento, mis sentimientos murieron, dijiste el adios mas frio q pudiera persona alguna pronunciar, pero en lugar de dolerme, me senti liberado, de estar seguro q no eras esa persona, simplemente te devolvi el adios mas frio q pudiera ofrecerte, hoy… he cerrado la ultima pagina de tu libro, hoy.. estoy libre de nuevo… y en ese justo momento.. el Itunes puso esta melodia q tanto significa.. y q practicamente pone fin a tu historia en mi vida…”

Better do Better – Hard Fi.

Pero como decia.. ya no me duele nada… soy alguien nuevo!! 🙂

All The Pretty Faces – The Killers

Lo Sé… septiembre 24, 2008

Posted by rickroquea in General.
add a comment

Sé lo que HICISTES LA SEMANA PASADA. (no me lean feo, así se llama el programa)

Un programa que resume lo más interesante de la semana (es España) LOL


jojojo!

Lego!

Tiene un tiempo que Natsuki nos deleitó con videos de legos rockeando, hoy, les presento:

Pshyco… (Lego version)

y The Lego Shinin

¡qué momento!

para finalizar: Nightmare on Elm Street.

La mejor, ése efecto en el color del video (degradado) hace más genial el video!

Disfruten

saludos

RickonAelR

te recuerdo… septiembre 10, 2008

Posted by Natsuki in General.
4 comments

Hace ya mas de un mes, que el sr. Alejandro Aura, gran pilar de la cultura en México, dejo la vida terrenal para pasar a un estado metafórico. El fue uno de los grandes fundadores del programa “Libro Club de la Ciudad de México” y que en trabajo conjunto con gente como Eduardo Vazquez y Victor Meza (q.e.p.d), lograron impulsar uno de los programas de cultura más importantes en la Ciudad.

Hago esta remembranza, porque recordé a una persona que hace tiempo partió a un lugar mejor y que si bien es cierto que las circunstancias no fueron las correctas, el pasado quedo atras, ahora solo nos queda guardar el recuerdo…

Este es un escrito que dejó el sr. Aura antes de morir, y que me gustaría compartir con ustedes:

DESPEDIDA

Así pues, hay que en algún momento cerrar la cuenta,
pedir los abrigos y marcharnos,
aquí se quedarán las cosas que trajimos al siglo
y en las que cada uno pusimos nuestra identidad;
se quedarán los demás, que cada vez son otros
y entre los cuales habrá de construirse lo que sigue,
también el hueco de nuestra imaginación se queda
para que entre todos se encarguen de llenarlo,
y nos vamos a nada limpiamente como las plantas,
como los pájaros, como todo lo que está vivo un tiempo
y luego, sin rencor, deja de estarlo.

¿Se imaginan el esplendor del cielo de los tigres,
allí donde gacelas saltan con las grupas carnosas
esperando la zarpa que cae una vez y otra y otra,
eternamente? Así es el cielo al que aspiro. Un cielo
con mis fauces y mis garras. O el cielo de las garzas
en el que el tiempo se mueve tan despacio
que el agua tiene tiempo de bañarse y retozar en el agua.
O el cielo carnal de las begonias en el que nunca se apagan
las luces iridiscentes por secretear con sus mejillas
de arrebolados maquillajes. El cielo cruel de los pastos,
esperanzador y eterno como la existencia de los dioses.
O el cielo multifacético del vino que está siempre soñando
que gargantas de núbiles doncellas se atragantan y se ríen.

Lo que queda no hubo manera de enmendarlo
por más matemáticas que le fuimos echando sin reposo,
ya estaba medio mal desde el principio de las eras
y nadie ha tenido la holgura necesaria para sentarse
a deshacer el apasionante intríngulis de la creación,
de modo que se queda como estaba, con sus millones,
billones, trillones de galaxias incomprensibles a la mano,
esperando a que alguien tenga tiempo para ver los planos
y completo el panorama lo descifre y se pueda resolver.
Nos vamos. Hago una caravana a las personas
que estoy echando ya tanto de menos, y digo adiós.

…confio en que estas en un lugar mejor, confio en que tienes lo que deseas y mejor aun, lo que mereces…”

Conocerte 4ª parte septiembre 10, 2008

Posted by rickroquea in General.
Tags:
8 comments

Se ha quedado en su casa, los doctores le han dicho que necesita reposo, así que no ha trabajado durante una semana, contempla la calle mientras la lluvia suave recorre su ventana, las gotas caen lentas, casi puede ver cómo se deslizan frente a él, sabe que algo anda mal, y se siente mal por su situación.  Ha dejado su computadora apagada durante dos días se está cansando. De pronto mientras permanece contemplando el ambiente externo suena su teléfono, “hola, hola! ayudame por favor, no sé dónde estoy” le dice una voz exaltada. “tranquila, cálmate por favor ¿qué pasa?” le dice con un nudo en la garganta que le ha provocado el tono de ella. “hace mucho calor, creo que estoy en una playa, no me dejan salir, ¡es Erik!  ¡ayúdame!” le gritaba. En el teléfono comenzó a sonar el timbrado de fin de llamada. No supo qué hacer, ella le pedía su ayuda, pero no sabía dónde se encontraba, lo primero que llegó a su cabeza fue buscar los vuelos del día en que ella le llamaría, encontró que todas las aereolíneas tenían por lo menos 6 vuelos a distintas playas ese día, investigó acerca de reservaciones de un tal Erik, encontró que había 5 reservaciones, sólo tres de ellas de dos personas, una hacia Cancún  y la otra a Acapulco. Analizó la situación, ¿y que tal si el mencionado Erik no iba solo con ella? ¿que tal si la llevaba contra su voluntad? ¿y si llevaba a alquien que le ayudara? en todo caso ¿podría Erik tener los recursos suficientes para viajar en un jet privado? no sabía mucho de él, así que poco podía hacer, probablemente lo mejor que pudiera hacer es esperar a que le volviera a llamar, pero esa no era un opción.

Rastreó su teléfono mediante el localizador satelital con que ahora cuentan estos aparatos y encontró que el sistema le detectaba el móvil en algún lugar de playa del carmen.

No pensó más y salió directo hacia el aeropuerto.

En algún momento ella logró zafarse de sus ataduras se encontraba en un cuarto pequeño, casi podría jurar que se trataba de una sala de interrogatorio, ella en una silla amordazada y amarrada, una pequeña mesa delante con sus pertenencias, su cartera de mano, su abrigo y su celular, hacía calor, el lugar poco iluminado, al parecer las ventanas estaban tapiadas desde afuera, pensó inmediatamente en una casa abandonada que recién ocupada por sus captores. Hizo mucho esfuerzo, pero al final logró tirar la silla dónde ella se encontraba, desesperada su cabeza no lograba concentrarse, “busca, busca” se repetía constantemente, con su mirada buscó en toda la habitación tratando de encontrar algo que le ayudara a salir de sus ataduras pero su mente estaba tan nublada que no lograba distinguir las cosas de su entorno. Tomó aire después de varios minutos tirada.

Un chispazo de luz le llegó a la mente mientras se daba por vencida, él.

Miró todo a su alrededor nuevamente, vió los vidrios de las ventanas se acercó lo más que pudo, ahora el problema era levantarse lo suficiente para poder romperlos, trató de enderezar la silla y cuando estaba lograndolo se dejó caer, se lastimó el brazo pero logró su cometido, trozó una de las patas de la silla, un nuevo plan cruzó su mente, ahora intentaría romper la silla a como diera lugar, volvió a levantar la silla con todas sus fuerzas y se dejó caer, esta vez del lado opuesto, se golpeó la cabeza y quedó aturdida por un instante, ahora el respaldo de la silla de madera quedaba algo flojo, sentía que en cualquier momento lo lograría, esta vez quedó tendida en el suelo debido a un golpe más fuerte y a que uno de los trozos de la silla le pegó en un costado.

Cuando se incorporó, con sus manos atadas intentó safarze de las ataduras y lo consiguió, aún aturdida fue hasta la mesita y recogió su teléfono, le llamó, “hola, hola! ayudame por favor, no sé dónde estoy” le dijo, escuchaba la cálida pero sorprendida voz de él tratando de calmarla, pero ella sabía que en esos momentos no podría calmarse.  “hace mucho calor, creo que estoy en una playa, no me dejan salir, ¡es Erik!” decía cuando Erik entró en la habitación, la miró y su rostro enfureció, se fue encima de ella.  “¡ayúdame!” terminó diciendo ella antes de que Erik la abofeteara y le tirara el celular, ella cayó.

Él hizo lo que pudo por conseguir un viaje en avión al instante, pero no consiguió nada el próximo viaje saldría en dos horas y estaba vendido por completo. BUscó y buscó y nada, mientras, el vuelo más próximo salía 6 horas después, no podía esperar tanto… “Joven, joven” le llamó la  señorita que atendía la venta de boletos, “mire, tengo una reservación pero si no confirma la persona una hora antes de la salida del avión creo que podría venderselo” él la miró y en sus claros ojos cafés miró un rostro angelical, “muchas gracias señorita, si puede hacer eso le estaré muy agradecido, gracias, gracias” le dijo, mientras veía el pin de su saco que decía “Elizabeth C.”

“Elizabeth, cómo mi Liz”, el nombre de ella, el verdadero, no el nick de sus perfiles, su verdadero nombre, Lizbeth, Liz.  Quiso quedarse sentado a esperar, pero no podía, el ansia era demasiada, anduvo deambulando por toda la sala de espera,  caminando de aquí para allá, fue a comprarse un café, y veía los aviones del hangar, estaba todo nervioso, llamó a la policia, e informó todo sobre la desaparición de Liz.

Ella intento con todas sus fuerzas escapar, cogió una de las patas tiradas de la silla y golpeó a Erik, que sólo se tambaleó un poco, “¡maldita! mira lo que haz hecho, te hemos tratado muy bien perra, no puedes hacernos esto”

“¿De qué estás hablando? ¡me tienes secuestrada! ¡déjame ir, yo no te he hecho nada” dijo ella

“Estoy hablando de que de no ser por mi y que me caes muy bien ya estarías golpeada, y muy probablemente violada ¡pendeja!, ¿ no ves que te estoy cuidando de “ellos”? mira, estate tranquila, no armes más alborotos” liz lo veía atónita, sosteniendo la pata de la silla con ambas manos, tratando de comprender lo que Erik le decía.  “En cuanto realicen la ‘transacción’ te enviarán lejos y no volverás a verme, míralo como una oportunidad de ganar muchísimo dinero, después me lo agradecerás” Continuó Erik.

Ella por fin se daba cuenta de lo que pasaba, “este cabrón es un tratante de blancas y yo caí redondita, me lleva” pensó.  “Erik, por lo que más quieras, te lo suplico, déjame ir, no quiero ganar dinero de esa forma, no me interesa, si de verdad te caigo bien dejame ir”

“No hermosa, no es así el asunto, me caes bien y evito que te metan una madriza, sobre todo por tu intento de escape y tu llamada, pero no te dejo ir, eso es imposible, ahora, baja ese palo y acercate, necesito amarrarte de nuevo, y lo podemos hacer de dos formas y creo que sabes cual es la forma que te conviene” Le dijo Erik mientras se acercaba lentamente a ella y se limpiaba la sangre que escurría de su herida en la frente, ella seguía pensando, tenía que haber una forma de salir de allí, se acercó a Erik de nuevo y reunió todas sus fuerzas para darle otro golpe, esta vez Erik lo detuvo con el brazo y le dió un derechazo que la dejó inconciente.

Él finalmente consiguió abordar el avión, tenía grabado en la mente el sitio desde dónde el celular de ella emitía la señal que revisó horas antes, trató de dormir en el avión pero no pudo.

Aún no sabía que haría estando ahí, pero de algo estaba seguro, haría cualquier cosa.

Fin de la cuarta parte.

Rickon AelR

chiste… agosto 31, 2008

Posted by Natsuki in General.
2 comments

ya que le falta un poco de chispa a la pagina…vamos a reirnos un rato…

De contadores
Una pareja acude a la consulta con un terapeuta sexual.

Sin más preámbulos, el caballero le dice:

– Doctor, ¿pudiera usted observarnos mientras tenemos

relaciones íntimas? Lo que pasa es que tenemos un problema.

El médico queda un poco atónito,

pero acepta. Cuando la pareja termina,

el doctor les dice:

– No hay nada malo en la forma como ustedes hacen el amor.

– Por la consulta son $320 pesos.

Esto sucede varias semanas seguidas.

La pareja hace una cita cada semana:

Llegan, tienen relaciones sin problemas, pagan al doctor y salen.

Finalmente, el doctor les pregunta:

– ¿Qué es exactamente lo que ustedes están

buscando o cuál es específicamente su problema?

El señor le dice:

– Ella es casada y no podemos ir a su casa. Yo soy casado y no podemos ir a la mía.

El Holiday Inn cobra $850… El Hilton $1,350….. El Fiesta Americana $1,100,

Los moteles ya andan en $400…

Aquí lo hacemos por $320 y el seguro me reembolsa $280… y además es deducible de I.S.R.

¡Dígame, Doctor, si no es una ganga…!

Conocerte 3a parte agosto 20, 2008

Posted by rickroquea in General.
8 comments

Se ha perdido en un coma, y no sabe lo que pasa alrededor, ella ha salido a buscarlo, y no le encuentra por ningún lado, consiguió algunas direcciones gracias a su habilidad en la computadora, sin embargo ninguna de sus sospechas han sido ciertas, ninguna le ha dado un dato verdaderamente relevante Erik se ha dado cuenta de que algo le pasa y presiente algo, él sabe que debe adelantar las cosas.

Cuando ella decidió buscarle y aclararle las cosas no se imaginó que el amor que sentía por el era tan grande.

Erik escondía mucho más que su pasado, estaba buscando la oportunidad para escaparse con ella y ella parecía tan distante, tenía que hacer algo para retenerla hasta completar su cometido.

Ella ya se sentía dividida, por un lado tenía a su amor por él, por el otro el romance apasionado que mantenía por Erik, se comenzaba a preguntar si en realidad lo que sentía por Erik era real y si era posible lo que ella deseaba con su ciberrelación. Encontró un artículo en línea, donde alcanzaba a leer su nombre, leyó sobre lo del accidente, buscó más información, la nota era muy breve y no había muchos datos, hasta que encontró el nombre del hospital al que lo habían mandado y corrió en busca de lo desconocido.

Él de pronto comenzó a tener movimientos en los dedos, la enfermera que se encontraba en la habitación vió el movimiento como algo natural, algunas personas tienen movimientos involuntarios debido a impulsos eléctricos, sin embargo el movimiento de él era contínuo, al parecer quería mover la mano, la enfermera llamó al doctor quien acudió al llamado, lo estuvieron observando durante un par de minutos, sus signos estables pero sus ondas cerebrales considerablemente activas. El doctor pidio que lo mantuvieran informado y se retiró, ella estaba atorada en medio del tráfico, divagaba cuando recibió la llamada de Erik, que le pedía verse, tenía algo importante que decir, ella le pidió tiempo, tenía algo muy importante que hacer.

Aunque ella no estaba segura de encontrarlo en el hospital pues leyó que el golpe fue muy leve, sin embargo el impulso de llegar a ese lugar la hacía continuar, se estaba deseperando por el congestionamiento vial, decidió tomar una ruta alterna, Erik se matenía muy insistente, sus llamadas cada 5 minutos la estaban colmando, así que apagó su celular.

Él despertó, abrió desmesuradamente sus ojos y vió su entorno, nada familiar, la enfermera volvió a llamar al doctor.

Ella llegó corriendo al hospital, pero no la dejan entrar, él esta siendo revisado nuevamente por el doctor.

Ella se las ha arreglado para entrar, cuando él la ve al entrar en la puerta se sorprende. Algo muy dentro de él se removió, quiso levantarse y correr hacia sus brazos, pero la inmovilidad en la que estuvo le dejó los músculos atrofiados levemente.

Ella sin embargo, sí corrió, lo sujetó con todas sus fuerzas y le propinó un beso que seguramente ninguno de los dos olvidaría en su vida. Ella apenada, le soltó viendo que el doctor y la enfermera salían de la habitación.

Él la miró, tan bella, tan ideal.

Sus rostros se miraron fijamente lo que pareció un momento fugaz, pero habían pasado ya cinco minutos.

Platicaron, se conocieron aún más, profundizaron en sus vidas, se conocian, cierto, mediante la red, sin embargo el contacto directo les hizo saber que era parte de sus vidas el tenerse cerca.

Ella intentó varias veces decirle sonbre su relación con Erik, pero no podía, la felicidad que sentía en esos momentos le impidió decir una sola palabra que destruyera ese instante.

Él creía que todo era un sueño, se vió a si mismo dentro de una película romántica en la que la heroína salva al protagonista con una carrera contra el tiempo, miró a los ojos de ella y descubrió algo que lo dejó perplejo, encontró el amor.

Cuando ella por fin tuvo el valor de decirle lo que pasaba, él la miraba directamente a los ojos, ella sintió un temblor en todo el cuerpo, de pies a cabeza se estremeció, le miró directamente y lo besó de nuevo, esa sensación mágica que tenía al besarle no era ni remotamente igual a la que sentía en las noches que había pasado con Erik, la vida le recorría el cuerpo, las oleadas de sentimientos eran enormes cúmulos de satisfacción.

Le dejó en el hospital muy entrada la noche prometiendo volver al día siguiente, solo a petición de él, pues ella quería quedarse a su lado.

Erik por su parte la esperaba en la puerta del departamento, cuando ella llegó toda cansada por manejar en el tráfico, pero contenta, Erik la cuestionó sobre su paradero y el motivo para no contestarle sus llamadas. Ella se limitó a decir que tuvo que salir de emergencia y que no podía atender el teléfono, que la disculpara pero necesitaba descansar. Erik trató de besarla, pero ella rehuyó su rostro.

Erik le dijo que estaba bien, que la dejaría descansar pero que había arreglado las cosas para que al día siguiente salieran al viaje que tanto anhelaban. Ella se quedó atónita, le preguntó el motivo del cambio en las fechas y Erik solo le dijo que no tenían porqué esperar más si ambos buscaban ése viaje con vehemencia. Se vió acorralada de nuevo, el viaje sería por la noche, entró al departamento y trató de dormir, a la mañana siguiente llamó a Erik tratando de convencerlo de cambiar la fecha del viaje e instándolo a que reconsideraran, Erik simplemente no escuchó sus argumentos. Ella se dirigió hacia el hospital él estaba listo para ser dado de alta, sólo tendría que pasar unos días en rehabilitación para ayudar con la movilidad a sus músculos. Él la recibió con un beso igual de encendido que el que ella le propinara el día anterior.

Charlaron brevemente, esta vez ella tuvo que decirle todo, se sintió decepcionado, herido, bajó su mirada y fingió entereza, ella le aclaró que lo que pasaba con Erik fue un capricho, una aventura, que lo dejaría ése mismo día, él le creyó, levantó la mirada y con una sonrisa le hizo saber que estaba bien. Ella lo dejó en el hospital con sufrimiento, fue a ver a Erik para decirle lo que pretendía, terminar con su relación y comenzar con él. Erik la llevó a su departamento porque le dijo que necesitaban hablar detenidamente. Ella accedió, Erik le comenzó a contar de su vida, algo que nunca había hecho durante su relación, le dijo que el fué muy pobre apenas sobrevivía, un día un señor le ofreció trabajo, le dijo que era un muchacho muy guapo y que obtendría más dinero del que podría imaginar, lo indujo a probar la cocaína, abusó sexualmente y finalmente lo introdujo a un mundo en el cual, efectívamente ganaba mucho más dinero del que se habría imaginado.

Ella lo miraba con las órbitas de los ojos fuera de su lugar, anonadada, sintió lástima, remordimiento y lo abrazó, Erik la estrechó en sus brazos y la sedó, en una mano Erik había guardado una jeringa con un barbitúrico inductor del sueño. Ella no supo qué pasó.

Él quedó esperando la llamada que ella le prometió por la noche, pero no llegó, pensó que ella no pudo terminar la relación con Erik, pero algo le decía que pasaba mucho más.

Fin de la tercera Parte.

RickOnAelR

System of a Lego agosto 10, 2008

Posted by Natsuki in General.
5 comments

Es increible lo que un grupo de chicos pueden llegar a hacer con juguetes, tiempo y un poco de creatividad. No puedo decir que soy una fanática de los muñecos Lego, pero mi hermano si lo es, así que el contacto con dichos muñecos es innevitable. Me encanta la variedad de productos que pueden llegar a crear, sobre todo con las licencias en peliculas.

Hace poco tuve la oportunidad de descargar el juego de diseño LEGO para la computadora, es muy bueno además de que evitas todo el tiradero de cubitos por todos lados. Navegando en la red en busca de diseños, pude encontrar estos videos que demuestran que las generaciones siguen evolucionando, y lo mejor de todo, pueden hacer creaciones que en realidad nunca lo habia creido… deleitense:

Sigan divirtiendose!! n_n v

Siempre queda… agosto 1, 2008

Posted by Natsuki in General.
2 comments

…¿Para qué? Yo ya no tengo prisa por llegar a ninguna parte..

Desde hace más de una semana he querido escribir un post, que me pueda permitir contactar con este mi mundo… pero existen ciertas negativas… barreras, algo inconciente que no me ha permitido hacerlo…hoy despues de 1hr he logrado escribir los primeros renglones. Escucho “si te contara” que en la voz de Ibrahim Ferrer produce tantas cosas…(proximamente reseña)…

Falta poco para que los estudiantes regresen a clases, y si bien es cierto que muchos se encuentran nerviosos y hasta deseosos de que esto ocurra, existen contrapartes, como aquellos que (sobre todo a nivel medio superior y superior) no tuvieron la oportunidad de ingresar a alguna escuela. Cuando estuve en esa situación, los pensamientos que rondan la cabeza son de lo peor “que hice mal”, ” que voy a hacer” “no valgo nada”…y es que… el esfuerzo que se hace para poder llegar hasta ese punto academicamente hablando, es un gran logro para algunas personas, y que de la nada un “sistema” te diga que no quedaste seleccionado para poder seguir estudiando rompe con los esquemas de lo que generalmente se plantea.

Pero ¿y de quien es la culpa? de las escuelas que no cuentan con la cantidad de opciones necesarias para la demanda educativa?, ¿Del medio que exige inconcientemente una formación educativa de alto nivel?, en lo que se definen responsabilidades compartidas, los alumnos tienden a caer en depresión, comienzan estados de ayuno, de descuido personal, buscan salidas faciles como “será mi año sabatico” (un año que a veces dura mas de 10) o simplemente deciden buscar opciones. En cuanto a opciones me refiero a las escuelas particulares en las cuales se ofrece “una oportunidad” para continuar con los planes… En el mejor de los casos, los alumnos logran ingresar a estas opciones particulares, y comenzar sus estudios, en el peor de los mismos, para el 2° o 3° semestre terminan dejando la escuela, por los problemas económicos con los que se enfrentan.

¿Que se busca para el futuro de la educación en México?

¿que será mejor carreras express, o formación tradicionalista?…

Mientras terminan de leer esto, solo recuerden que aquel que desea cumplir sus metas, no se encuentra esperanzado…la suerte es para los conformistas, el exito es para aquellos que luchan. Si probablemente en estos momentos son palabras al aire, pero pronto el inconciente lo asimilará y logrará procesarlo llevandolo al conciente… Hace 4 años yo pase por todo eso, y despues de mucho luchar, veo la meta mas cerca… en serio… solo es cuestión de proponerselo…

salu2! n_n v